El Presidente

Receta del coctel «El Presidente»

Aunque no es el cóctel más vendido en su bar de Miami, Café La Trova, Julio Cabrera señala que El coctel Presidente es el mejor cóctel cuando está bien hecho.

Utilizando una receta que aprendió en Cuba, Cabrera pasó tres décadas «perfeccionando la elegancia» de los clásicos del ron de ley seca. Hoy en día, el barman – o, como se diría en cuba, cantinero – dice que la clave de su variación espiritual es la simplicidad, el equilibrio y el vermut blanco.

El Presidente

El Presidente es un cóctel clásico de Cuba que tuvo su gran apogeo entre las décadas de 1920 y 1940 en la ciudad de La Habana, lugar donde se cree que fue creado.
Plato: Coctel

Equipment

  • coctelera

Ingredientes

  • 45 ml Ron Blanco
  • 25 ml Vermouth seco
  • 25 ml Cointreau

Granadina

    Cascara de naranja

      Cereza

        Elaboración paso a paso

        • Enfriar una copa
        • Añadir en en la coctelera hielo y todos los ingredientes
        • Agitar enérgicamente
        • verter el contenido en la copa fría
        • Retorcer sobre el contenido de la copa la cáscara de naranja para que esta suelte el aceite e introducirla dentro.
        • Añadir una cereza

        Notas

        Su ingrediente principal, como no podía ser de otra manera, es el delicioso ron de la zona.

        Historia del coctel Presidente

        El cóctel original «El Presidente» fue creado en Cuba en honor a Mario García Menocala, el presidente del país entre 1913 y 1921. A Eddie Voelke, un barman americano que trabajó en el Jockey Club de La Habana durante los años de la ley seca, se le suele atribuir la creación del coctel presidente, que comenzó como una mezcla de partes iguales de ron blanco y vermú seco con una cucharada de granadina.

        Según algunas historias, cuando Gerardo Machado asumió el cargo en 1925, exigió su propia versión, que añadió varios trazos de naranja Curazao a la mezcla.

        «Es como Manhattan: muy simple, pero único«, explica Cabrera. «Este es uno de los más hermosos cócteles que he tomado.»

        Cabrera lo probó por primera vez en 1989 durante su estancia en la escuela Cantinero en Cuba. Esta versión estaba hecha de ron blanco, vermú seco y granadina sin Curazao.

         Julio Cabrera

        «Era mucho mejor que el ron y la Coca-Cola que estaba bebiendo en ese momento»

        Cabrera

        Con el tiempo, Cabrera mejoró las proporciones de la bebida. Mientras experimentaba con muchas variantes – «fue una evolución durante 30 años.” – dice que su versión favorita salió en 2012, trabajando con el difunto John Lermeyer en la apertura del Regent Cocktail Club en Miami Beach.

        Cabrera fue elegido para manejar el ron cubano y los cócteles. «Traté de hacerlos en estilo moderno, y El Presidente fue uno de ellos«, recuerda.

        En comparación con la receta clásica a partes iguales, Cabrera corta el vermut por la mitad: «Creo que debería haber más ron y sólo vermut como modificador.”

        Recomienda el uso de ron dorado de estilo español, especialmente el Banks 7, ron añejo mezclado, que contiene destilados de Panamá y Guatemala, así como de otros países.

        Al mismo tiempo, el vermut debería ser blanc. Comparado con un vermut más duro y seco, el blanc proporciona una bebida «más llena, más elegante, más equilibrada«, dice Cabrera.

        Cabrera hizo el cambio después de leer un artículo de Imbibe 2012 escrito por el historiador de bebidas David Wondrich, quien sugirió que el vermut blanc de Chambery sería una elección históricamente correcta en la era de la ley seca de Cuba.

        El Presidente

        Estos dos ingredientes forman El Presidente, que se parecen a los que el jefe de barmans Constante Ribalaigua mezcló en La Habana en el famoso “El Floridita”.

        En el mismo año en que Cabrera cambió al vermut blanco, se reintrodujo el Curazao seco en los Estados Unidos, gracias a la colaboración entre Wondrich y el productor de coñac Pierre Ferranac.

        Cabrera encontró un perfil de sabor más seco, amargo y anaranjado que se adapta mejor a sus variedades: «Si usas Vermut Blanco, tendrá algo de dulzura». – explica, y el tradicional licor de naranja moverá el nivel de dulzura al estremo del gusto, mientras que el Curaçao seco mantiene el equilibrio más importante de la bebida.

        Añade una cucharada de granadina, «para el color, no para la dulzura».

        Mientras que la mayoría de las versiones modernas se sirven con cáscara de naranja y a veces en combinación con cerezas, Cabrera es inflexible: la cáscara de naranja no se utiliza en mi  coctel. «No se ve bonito«, dice.

        En cambio, su versión simplemente pide una expresión de la cáscara de naranja y luego la tira, mientras que una sola cereza flota en el fondo de la copa coupé.

        Por supuesto, no todas sus variantes de recetas en los últimos 30 años han sido perfectas.

        Por ejemplo, su experiencia en un vaso de barril durante varios meses no se ciñó a la bebida. «Lo intenté y dije que eso no era lo que quería hacer«, dice. «No quería que cambiara la receta original… Lo haré fácil.«

        Sidecar

        Receta Cocktail Sidecar El Cocktail Sidecar es una perfecta combinación de brandy, Cointreau y zumo de limón fresco. Esta…

        Continuar leyendo Sidecar